Poké-Comunidad
  Reportaje Cuatro: Cubone, el hijo de un kangaskhan
 



Esta es tal vez una de las teorías Pokémon más conocidas y reconocidas por todo el mundo, y se debe simple y llanamente a la multitud de pruebas que existen a favor de ella y el enorme sentido que adquiere en el momento que pensamos un poco en el tema. 
 
Esta teoría defiende que realmente Cubone es el hijo de Kagaskhan, que se defiende de las amenazas con los huesos de su difunta madre. Uno de los hecho en los que se basa esta teoría es en el innegable parecido entre Cubone - Baby Kangaskhan - Marowak - Kangaskhan.
 
 
Kangaskhan es ampliamente conocido como uno de las especies de Pokémon más maternales. El bebé Kangaskhan nace dentro de la bolsa de la madre y se alimenta de la leche materna para crecer de forma natural y ganar los nutrientes adecuados para el crecimiento.
 
Cuando el bebé crece demasiado para la bolsa, es cuando puede salir y comenzar a defenderse por sí mismo. ¿Pero qué pasa cuando la madre muere durante los primeros meses de vida del bebé? El bebé no tiene músculos o placas óseas como su madre para defenderse. 
 
Abandonado, el bebé espera cerca al cadáver de su madre, ahuyentando a Pokémon insectos y a otros carroñeros, protegiendo su único hogar y fuente de comodidad. Conforme los músculos de la madre se pudren y reblandecen, el bebé comienza a alimentarse del cuerpo, pero como no es la leche especial producida por la madre, el bebé nunca crecerá para ser del tamaño de un Kangaskhan adulto. Apenas manteniéndose vivo tras alimentarse del cuerpo de su madre, el bebé espera pacientemente a que el cadáver se descomponga.
 
Cuando el cuerpo no es más que huesos y plácas óseas, el bebé toma el cráneo y un hueso del brazo, acomodando el cráneo de su madre como un casco sobre su cabeza. Al principio, el casco es muy grande y descansa sobre los hombros del bebé, pero eventualmente crece y su cráneo llena el espacio del casco. usando el hueso del brazo como un arma, el bebé poco a poco se transforma en un Cubone, un desnutrido y huérfano bebé Kangaskhan. 
 
 
Los Cubone prefieren estar solos y llorar hacia la luna, porque la textura de la luna le recuerda al una vez bebé Kangaskhan, de la piel de su madre y las placas defensivas. Cuando un Cubone alcanza cierta edad, evoluciona en un Marowak, o lo que es considerado el fantasma de un Kangaskhan que nunca fue. 
 
La idea que se esconde detrás de todo esto realmente es muy simple: el bebé de Kagaskhan evolucionaría a este por felicidad (método introducido en la segunda generación, lo que tal vez explique por que no se llevó a cabo), pero si su madre muriese, la cría estaría tan sumamente triste que nunca más podría evolucionar por felicidad. 
 
Cubone también es conocido por ser una especie triste y melancólica, y a su vez, Marowak presenta una personalidad más fría y difícil de alterar. 
 
Tenemos un guiño hacia esta teoría en la trama de la Torre Pokémon de Pueblo Lavanda en la que un Cubone se queda huérfano. 
 
¿Qué piensas tú? ¿Simples similitudes, o una historia algo más oscura de lo que pensamos detrás de estos Pokémon?





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

 
  Hoy esta pagina ha tenido 11 visitantes (145 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=